Proteínas: cuatro cosas que deberías saber

Leave a comment
proteinas_4_cosas_que_deberias_saber

Tras el anuncio de la OMS sobre el peligro de comer carne son muchos los que, de manera inconsciente, buscan nuevas alternativas para su dieta. El pescado, las legumbres o las “carnes” de origen vegetal como el tofu o el seitán, son ya productos imprescindibles en algunas de las cocinas de nuestro país… Pero, ¿realmente sabes algo de qué implica comer o no comer carne? Es decir, ¿comer proteínas?

Existe una generalizada falta de información sobre los grupos alimenticios, pero lo cierto es que necesitamos ingerir una cierta dosis de cada uno de ellos para poder llevar una dieta sana y equilibrada. Las proteínas, son parte fundamental de ella. Las podemos encontrar en legumbres, carnes, pescados, quesos, leche o huevos y son fundamentales para mantener nuestro cuerpo en perfecto funcionamiento. Una persona necesita una media de 40-50 gramos de media al día de alimentos con proteínas, dependiendo de su peso y actividad física. ¿El truco para saber cuánto? Multiplicar nuestro peso por 0,8 si nuestra actividad física es nula, 1,3 si llevamos una vida activa y 1,8 si nuestra actividad es extrema.

A partir de aquí tenemos que tener en cuenta algunos aspectos básicos:

  1. Comer siempre el mismo tipo de proteínas: reza el refrán que en la variedad está el gusto y en la alimentación no iba a ser menos. Para que nuestro cuerpo adquiera todos los nutrientes, es imperativo ofrecerle diferentes tipos de productos: la carne aporta creatina, las alubias antioxidantes y así un largo etcétera de productos que, combinados, pueden ofrecernos un plato de lo más suculento.
  2. Saltarte las dos raciones de proteínas al día: si eres de los que prefiere saltarte la parte de los números y los tantos por ciento recuerda, necesitas comer dos “piezas” de proteínas al día, al mediodía y por la noche. Alterna pescado y carne, legumbres y carne, “carnes” vegetales, etc… y si ya lo haces todo a la plancha y con una ración de vegetales, el resultado es de diez.
  3. No tener en cuenta el desgaste físico: justo después de hacer ejercicio, el cuerpo se encuentra más vulnerable. Es por ello, esencial, ofrecerle los nutrientes necesarios para que pueda recuperarse como es debido. Practicar deporte justo antes de una comida o cena, es ideal para recuperar nutrientes y rebajar el impacto calórico. Aprovecha para beber dos o tres vasos de agua.
  4. El abuso de los cereales: los cereales, además de aportar hidratos de carbono, son una fuente alternativa de proteínas. Normalmente los tomamos a primera hora del día, ya que son ideales para empezar la mañana con energía y si, además son integrales, favorecen el tránsito intestinal y sientan mejor al organismo. Durante un tiempo existió la creencia de que cenar un bol de cereales con leche por la noche era una buena manera de rebajar calorías y comer saludable. No obstante, este tipo de prácticas son contraproducentes ya que a menos que vayamos a practicar algo de deporte, esos nutrientes que ofrecemos al cuerpo son innecesarios, por lo que no se aprovechan.

Si te apetece cuidarte y comer bien, en El Café disponemos de varias opciones ricas en proteínas que te alegrarán el día. Nuestro solomillo de primera calidad, calamares frescos a la plancha, cordero confitado o jamón ibérico de bellota… Las combinaciones son infinitas. Además, contamos con rábanos y lechugas de nuestra masía en Collserola.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *